La alimentación y el yoga

93 864 82 10
La alimentación y el yoga

Uno de los factores que complementan en mayor medida el equilibrio entre cuerpo y mente que conseguimos como resultado de las clases de yoga en Mollet del Vallés es la alimentación. Gracias a un correcto aporte nutricional, podremos disponer de mayores niveles de energía que a su vez deriven en una mejor realización de las distintas asanas.

Si el objetivo de nuestras clases de yoga en Mollet del Vallés consiste en obtener un cuerpo y mente sanos, parece algo obvio que la fuente de la que conseguimos la energía deba ser igual de saludable, pero ¿qué alimentos son los más indicados a la hora de practicar yoga?,¿cuándo debemos realizar las ingestas?

En cuanto a la primera cuestión, es posible abordarla desde dos puntos de vista, el espiritual y el nutricional. Una verdadera dieta yogui está basada en el Ahimsa, un concepto ideológico ligado a la no violencia y al respeto a la vida, lo cual resultaría en una dieta puramente vegana. Por otra parte, si respondemos a la pregunta pensando en la energía y el desempeño del yoga como ejercicio de fitness, tendríamos que pensar en una dieta alta en productos de origen vegetal que evitara los productos procesados e hidratos de carbono refinados.

Al igual que no se debe realizar una sesión de yoga justo después de haber comido, tampoco es nada recomendable hacerlo con el estómago vacío. Lo mejor que podemos hacer es tomar una pieza de fruta (plátano, pera, manzana) de 45 minutos a 1 hora antes de realizar nuestros ejercicios.

Desde Magnòlia consideramos que seguir una alimentación adecuada basada en productos naturales no solo ayudará a retrasar nuestro envejecimiento y a maximizar los beneficios del yoga, sino que además nos permitirá contribuir al cuidado de nuestro entorno para poder estar más en paz con nosotros mismos.

haz clic para copiar mailmail copiado